Ángeles de Paz

Abogados Construyendo Paz con Justicia Social

Defiendan la causa del huérfano y del desvalido; al pobre y al oprimido háganles justicia. Salven al menesteroso y al necesitado; líbrenlos de la mano de los impíos.
Salmo 82:3-4

Usted está aquí

Querellas Policivas

comparte ahora!

 

Nuestros abogados expertos en derecho de propiedad y derecho policivo, como querellas por perturbación a la posesión o mera tenencia, podrán asesorarlo o representarlo en la defensa de sus derechos para recuperación de sus predios o defensa de sus intereses.

 

El concepto clásico de derecho de propiedad comprende tres atributos, esto es, uso (usus), goce o disfrute (fructus) y disposición (abusus). La propiedad puede ser separada en “nuda propiedad”, que hace referencia a la facultad de disposición y, “posesión” implica la tenencia con ánimo de señor y dueño e integra el uso y el goce.

Por ejemplo, si un predio es ocupado por alguien que llega a ejercer la tenencia con ánimo de señor y dueño, este adquiere la categoría de poseedor y el titular del dominio (registro en instrumentos públicos como propietario), al ser despojado de sus derechos de uso y goce, queda convertido en nudo propietario. De igual forma, si un propietario protocoliza escrituras públicas cediendo la propiedad de su predio, pero no hace entrega del mismo y continúa ocupándolo con ánimo de señor y dueño, habrá cedido su derecho de dominio y se constituye en simple poseedor: no propietario.

La conservación de la propiedad es protegida por la ley (Constitución art. 58 y Código Civil art. 669); dentro de los mecanismos para su protección se encuentran las acciones civiles y las acciones policivas.

En materia policiva la ley ha establecido la acción de amparo a la posesión o mera tenencia (para conservar el derecho en caso de simple perturbación), figura bajo la cual hoy se tramita el antes denominado lanzamiento por ocupación de hecho (para recuperar el derecho en caso de despojo).

Estas acciones buscan preservar el estado de las cosas, frente a actos materiales arbitrarios o perturbatorios que le impiden al querellante el tranquilo ejercicio de la tenencia o posesión. La acción está consagrada en el Código Nacional de Policía, arts. 125 y 131 y el procedimiento a seguir será el fijado por el Código de Policía Departamental o Distrital; su conocimiento compete a las autoridades administrativas con funciones de policía, usualmente inspectores de policía.

Ejemplos de una simple perturbación son: a) la construcción del predio vecino ha generado hundimiento del suelo y agrietamiento de las paredes de su inmueble; b) el administrador de la propiedad horizontal ordenó la construcción de bolardos al ingreso de su parqueadero; c) el residente del apartamento vecino causó daños en las tuberías de aguas de su predio, lo cual está generando humedad en el inmueble del querellante; d) el vecino ha implantado un criadero de cerdos en el patio de su casa, lo cual está generando olores, ruido, humedad; etc.

Ejemplos de una perturbación con despojo u ocupación de hecho son: a) le cambiaron las guardas al inmueble impidiéndole el acceso; b) alguien presentó documentos falsos al administrador de la propiedad horizontal y haciéndose pasar por propietario, ingresó al inmueble; c) alguien llegó al predio manifestando que le pertenecía por herencia y sacó a la fuerza a sus arrendatarios o cuidadores; etc.

En igual forma, bajo la misma naturaleza de acción se protegen las servidumbres y el domicilio.

Con ocasión de la expedición del nuevo Código Nacional de Policía y Convivencia (adoptado por la Ley 1801 de 2016, entrará a regir a partir de enero de 2017. Consultar en Documentos) se modifica esta materia.

Dentro delos ajustes a resaltar está la obligación de comunicar al propietario inscrito la iniciación de la actuación, además de la regla de no suspensión de la audiencia, salvo por caso fortuito o fuerza mayor demostrados, caso en el cual se debe decretar el statu quo y fijar de una vez fecha y hora para reanudación de la audiencia. Adicionalmente el procedimiento establece caducidad de 4 meses.